Siete veces extraordinario

Por

El superalimento de ayer, hoy y siempre. Sí, estamos hablando del huevo. Esta cajita de la naturaleza se ha erigido a lo largo de la historia como un símbolo de vida. Sus cualidades y su presencia se propagan por todo el mundo, desde siglos atrás. Dicho legado lo colocan como un eslabón primordial de la tradición gastronómica de muchas culturas.

Su densidad de nutrientes lo posicionan en un peldaño especial en la cadena nutritiva. En la naturaleza, su misma misión es inmensa: crear un nuevo ser vivo a través de su contenido.

En esta entrada nos enfocaremos en destacar los puntos por los que el huevo es considerado extraordinario. Y eso, claro está, va mucho más allá de su versatilidad y de que lo podemos encontrar en cualquier lugar.

Cardiosaludable. Viejos mitos opacaron el gran valor del huevo en la dieta. Empero, las evidencias científicas han demostrado que la ingesta de huevos es compatible con una dieta cardiosaludable. Por lo que no debe restringirse su consumo. Así se podrán aprovechar sus ventajas nutricionales y beneficios a la salud.

Calidad de proteína. El huevo contiene la proteína de mayor calidad entre todos los alimentos. ¿La razón? Sus aminoácidos están en proporciones similares a las que el cuerpo necesita. Y tanto la yema como la clara concentrar un alto contenido de proteínas.

Energía. Un huevo aporta 70 kcal, lo que representa un 3 %‐4 % de la ingesta recomendada de energía). Además, es perfecto para perder peso.

Vitaminas. Solo “se le escapa” la vitamina C. Aparte de ese punto, el huevo cuenta con todas en cantidades increíbles. Cabe destacar que las vitaminas A, D, E y K están en la yema. Mientras que en la clara se concentrar sobre todo las del grupo B.

Grasa/Lípidos: El huevo posee lípidos que en su mayoría son insaturados. Y solo 1/3 son saturados. Además, tiene alto contenido de grasas monoinsaturadas. Esta es la razón por la que su grasa se considera saludable. Y si eso fuera poco, el huevo es fuente de ácidos grasos omega-3.

Antioxidantes. Este superalimento aporta varios compuestos antioxidantes, entre ellos la vitamina E, el selenio o los carotenoides. Un dato extra: los pigmentos de la yema son carotenoides y previenen la oxidación celular.

Minerales: El huevo es rico en minerales, micronutrientes con papeles importantes en la dieta y la salud. Entre ellos están el fósforo, hierro, zinc y selenio.