Rafael García, un luchador incansable

Por

Quienes han tenido la oportunidad de hablar con Rafael García saben que es una persona decidida, extrovertida y segura. En su vocabulario no existe el “no puedo”. Este joven tecleño ha demostrado ser un luchador incansable.

No la ha tenido fácil desde su nacimiento. Ha tenido que sortear diferentes obstáculos. Pero más allá de enfocarse en las adversidades, convirtió su realidad en oportunidades. Como él mismo señala, es cuestión de tener la actitud correcta en la vida.

Un luchador

Rafa nació en diciembre de 1986. El terremoto que afectó al país dos meses antes de su llegada al mundo generó complicaciones en el embarazo de su madre. “Cuando nací, tenía inflamado un riñón y me había desviado la columna”, comentó a ConHuevos.com.

A su llegada al hospital, tras haber nacido en su casa, le diagnosticaron escoliosis lumbar. Una lesión medular de nacimiento.

Superando retos

Desde temprana edad, Rafa tuvo que luchar por la igualdad. Hubo varios retos que sortear. Mismos por los que ahora aboga en favor no solo de él, sino de todas las personas con discapacidad.

“El primer reto fue ir a la escuela, porque me rechazaban. En El Salvador se manejan dos tipos de escuelas: una regular para niños sin discapacidad y una de educación especial para niños con discapacidad. Pero yo estaba en medio de los dos”, explicó.

En su entrada en la vida adulta, insertarse al plano laboral presentó nuevos desafíos. Comenta que le costó alrededor de cuatro años obtener un trabajo. Pese a que su currículo interesaba a las empresas, la silla de ruedas era un factor determinante en la decisión final.

“Cuando me miraban en silla de ruedas, no es que te discriminen por la acción de usar silla de ruedas, sino que te discriminan por el efecto de no tener las condiciones para darte un empleo”, señaló.

Rafael, graduado como técnico en Ingeniería Industrial, comenta que su primer empleo fue en un call center. Sin embargo, el deporte le abrió un nuevo camino.

https://www.youtube.com/channel/UCJoLgFmjyArDrJSf18SnMNg

Rafa ha habilitado un canal de YouTube para conocer más sobre su labor, pasiones e historia.

A la conquista de cielo

Rafael García es una persona inquieta, que busca conquistar lo que para otros parece imposible. Por eso no es raro verlo competir en carreras de atletismo en la calle o en montaña.

En su vida ha practicado varios deportes: tenis, carreras con silla de ruedas, fisicoculturismo, levantamiento de pesas y surf. “Lo que me motivó fue aprender a manejar mejor la silla de ruedas, tener resistencia para viajar a distintos lugares”, explicó.

De hecho, actualmente Rafa viaja en su silla de ruedas de Santa Tecla a su oficina, debido a la falta de un transporte colectivo que dé las condiciones para las personas que usan silla de ruedas. Diariamente recorre el bulevar monseñor Romero y suma 13 kilómetros para cumplir sus labores.

“Si nunca me hubiera lanzado a hacer deporte no tendría la resistencia para llegar a la oficina”, comenta entre carcajadas.

Ha conquistado El Boquerón, El Pital y las olas de El Zonte. Pero Rafa eleva la vista al cielo. “Quisiera realizar paracaidismo. Mi sueño siempre ha sido conquistar el agua, la tierra y el cielo con discapacidad”, aseguró.

Creando oportunidades

En 2015 trabajó en la alcaldía de Santa Tecla como técnico en discapacidad. Rafa aprovechó la oportunidad para crear proyectos en los que combinó la ingeniería industrial con la equidad de oportunidades. Desde entonces trabaja por la equidad de oportunidades para las personas con discapacidad.

“Me di cuenta de que lo que hacía por la demás gente también me iba a servir a mí. Y que todavía en El Salvador no hay condiciones para que podamos decir ‘sí, somos iguales’ o ‘tenemos los mismos derechos’”, señala.

“Eso me abrió la pauta a hacer un emprendimiento. Estoy fundando una consultora para las empresas, Rafa García Coaching, enfocada en guiar sobre cómo contratar personas con discapacidad, cómo adaptar un puesto laboral para alguien con discapacidad. Es algo donde mezclo la ingeniería industrial con la consultoría de inclusión para personas con discapacidad”, explicó.

Teletón 2021

Rafael es una de las imágenes de la Teletón 2021. Su rol como paratleta independiente le ha valido para ser considerado como un deportista inclusivo.

“Creando el deporte inclusivo, personas con y sin discapacidad, yo sensibilizo a la población y le doy la pauta a alguien que tenga un familiar o amigo con discapacidad a que lo saque también y lo meta a practicar deportes”, explica.

Rafa dice estar agradecido por haber sido tomado en cuenta por Teletón y ser colocado junto a paratletas como Herbert Aceituno, medalla paralímpica de El Salvador.

Tenemos que probar todo en la vida”

Rafa lo tiene claro. Es de la idea de que Eel deporte es una gran oportunidad para mejorar tu condición de vida. “Tenemos que probar de todo en la vida”, recalca.

“Nosotros mismos tenemos la culpa en el país porque seguimos queriendo dar lástima, transmitiendo el mensaje como si la discapacidad fuera una enfermedad. Si lo vendemos así, así nos miran. Pero si nosotros hacemos una reingeniería en nuestra vida e intentamos hacerlo con la discapacidad, cambiamos el enfoque de la gente y te tratan como un igual”, insiste.

Un futuro sobre ruedas

Rafa está lejos de detenerse. Con su consultora en desarrollo, tiene claro el camino a seguir. Tras su visita a Japón en 2019, donde estudió “Promoción del deporte para personas con discapacidad”, se dio cuenta que había estado realizando esa labor de manera empíricamente.

“Por medio de hacer deportes comencé a hacer más amigos, a escalar y tener un mejor trabajo. A concientizar a los demás que somos parte de la sociedad”, dijo.

Entre sus planes está hacer una academia de manejo de silla de ruedas. “Ese sería otro proyecto, mostrarle a la gente que aprenda a manejar la silla en cualquier terreno para que sientan que pueden” ser independientes, sentenció.