¿Puedo consumir Huevos?

Por

Personas con padecimientos cardiovasculares pueden consumir huevos

Otro de los mitos que han girado en torno al consumo de huevos se relaciona con las personas que tienen padecimientos cardiovasculares. Como en el caso del colesterol que mencionamos en otro de nuestros textos, la controversia en torno a si el huevo es malo o bueno para la salud del corazón ha dejado a muchas personas sin la oportunidad de aprovechar los múltiples beneficios de este superalimento.

“Las personas que tienen este tipo de padecimientos no deben dejar de consumir huevos”, explica la licenciada Evelyn Aguilar, profesional en nutrición y alto rendimiento.

La experta nos señala que lo importante es que estas personas tengan un control, una asesoría de un nutricionista profesional. Ya que será este quien le dé la guía de cuánto consumir según sus características y sus patologías.

“El nutricionista les dirá ‘tantos gramos, tantos huevos, preparados de esta manera, en el desayuno, almuerzo o cena’. Un médico solo le da una lista y de repente la gente no sabe qué comer”, añade. 

En entradas previas hemos hablado sobre la cantidad mínima y recomendable de huevos que una persona debe incluir en su alimentación diaria. Para quienes no lo recuerden o aún no han leído esos textos, el mínimo que un ser humano debería de ingerir son dos huevos al día. Ese es el ideal.

Aclarado el punto que quienes tienen padecimientos cardiovasculares pueden consumir huevos, ¿cuántos deben añadir en su plan alimenticio? “Eso es bien relativo. Nos podemos mantener con la recomendación de dos huevos diarios. Pero yo puedo tener un paciente que le pongo cuatro. Sin embargo, lo estoy tratando directamente, le estoy contabilizando, dando recomendaciones de equilibrio. Ahí está la clave, que haya equilibrio”, recalca Aguilar.

La especialista va más allá y cuestiona: “¿Una persona hipertensa puede comer huevos todos los días?”. Su respuesta es firme: “Sí. Por qué no. Claro que lo puede comer, pero debe tener equilibrio”.

Sobre el punto de equilibrio, Aguilar explica que se debe ser físicamente activo,  bajar la cantidad de grasa empleada para cocinar y añadir frutas y verduras a la dieta.

Pero no solo las personas con problemas cardiovasculares o hipertensas pueden comer huevos a diario. Aguilar menciona que también las personas con diabetes. “Qué mejor que comer un huevo en lugar de un alimento procesado (…) Les da más saciedad” dice.