¿Huevos en el embarazo? ¡Definitivamente sí!

Por

La alimentación durante el embarazo cobra una importancia vital y una función irremplazable. Los alimentos deben cubrir las necesidades energéticas no solo de la madre, sino también del bebé. Y además preparar a la embarazada para el momento de la lactancia.


¿Es recomendable el huevo en el embarazo? Definitivamente sí, explicó la licenciada Stefanny Pineda. “Es muy recomendable porque debemos comer para dos. El huevo es muy importante por las vitaminas y los minerales que tiene. Y más importante, el huevo tiene colina, que ayuda al desarrollo del sistema nervioso central del feto, del embrión”, expuso en entrevista radial.


Al respecto, la especialista añade que la cantidad que se debe consumir podrían ser “dos huevos por día u ocho huevos a la semana”. Para quienes aún creen que eso genera algún problema, Pineda recalca que “no hay ningún problema”. Por ejemplo, añade, “lo del colesterol arriba, ¡eso es un mito!”


Siempre cocido


Ok, el huevo es la cápsula vitamínica. Tiene muchos minerales y efecto antioxidante. Es versátil, lo podemos comer de diversas maneras. Pero, has pensado ¿en qué forma se recomienda su consumo durante el embarazo? Un punto es claro: ¡nunca lo comas crudo!


“Lo más importante es que se consuma cocido. El huevo, si se consume crudo, puede llevar salmonella y acarrear una enfermedad. Ya pasado por fuego, cocinado, no hay ningún problema”, cuenta la experta en nutrición.


Mitos


El huevo ha estado rodeado de una serie de mitos que han provocado que muchas personas no aprovechen sus múltiples beneficios. Su consumo durante el embarazo no ha sido la excepción. La nutricionista Steffany Pineda menciona que entre los mitos más comunes en torno al embarazo está que el bebé, cuando nazca, “olerá mal”.


Otro mito es que el huevo subirá el colesterol a la mujer embarazada. La nutricionista es clara. Eso es mentira. “No lo hace sabiéndolo consumir y controlándolo con una dieta equilibrada”, explicó. Otra mentira sobre la ingesta de huevos es que se debe consumir crudo “porque se absorbe mejor la proteína”. Pineda añade que es “mentira porque podría perjudicar la salud”.


Las mujeres embarazadas deben consumir nutrientes, las proteínas y grasas del huevo, los carbohidratos, vitaminas B12, ácido fólico, vitamina D, minerales, yodo, selenio, añade.


Por último, la experta en nutrición recalca que una mujer embarazada puede consumir huevos antes, durante y después del embarazo, “sin ningún problema, en todas las etapas de su vida”.