Embarazo y lactancia

Por

¿Se pueden consumir huevos durante el periodo de embarazo y la lactancia?

El embarazo y la lactancia son periodos en los que la alimentación de una mujer adquiere una especial relevancia. La adecuada elección de alimentos no solo proporcionará los nutrientes necesarios para la madre. A través de lo que se ingiera se trasladará todo lo que el bebé necesita para un adecuado desarrollo. Igualmente en el periodo de lactancia.

De acuerdo al Instituto Latinoamericano del Huevo (ILH),  durante el embarazo y la lactancia el aumento en los requerimientos de nutrientes supera al alza en los requerimientos energéticos. Esto quiere decir que es indispensable escoger alimentos naturales que tengan una elevada densidad nutricional.

Y el mejor aliado para esa labor es el huevo. En entradas anteriores les presentamos los componentes claves que el huevo aporta para la alimentación de la mujer. Proteínas, colina, luteína y zeaxantina, vitaminas y hierro son algunos de los que destaca el Instituto de Estudios del Huevo (IEH).

Al respecto, el ILH reitera que el huevo es el alimento ideal en ambos periodos de la vida de una mujer. Sobre todo porque el bebé necesita alimentos que le den nutrientes y no calorías vacías.

Por tanto, recalca que si estás embarazada o dando de lactar, ingerir una porción de dos huevos proporciona el 50 % de las necesidades adicionales de nutrientes y energía.

Pero por si queda alguna duda sobre la importancia de incluir el huevo en la dieta de una mujer embarazada o lactante, la licenciada Evelyn de Aguilar, experta en nutrición, nos ilustra sobre el tema.

Al consultarle si es recomendable su consumo, es directa, tajante y breve: “¡Por supuesto!”, respondió.

“El huevo aporta una muy buena calidad de proteína, de muy buena digestibilidad. Y en la dieta de una mujer dando de mamar, hay un incremento en el nivel de calorías y se pretende que esas calorías sean de muy buena calidad porque se traduce en una leche de buena calidad con la que se le aportan nutrientes adecuados al bebé a través de la leche”, explica.

Sobre los componentes del huevo que destaca el Instituto de Estudios del Huevo, De Aguilar señala que “todos tienen funciones esenciales”. ¡Pero ojo! Añade que hay un punto a resaltar. Y es que el cuidado que se debe de poner es que la mamá es la que debe tener ese aporte, “ya sea que el bebé está dentro de la panza o que ya está siendo lactado”.

Así que recuerden, una mujer embarazada o que está lactando, y logra comerse dos huevos al día, está dando el aporte ideal de nutrientes para ella y para el bebé.