El huevo, importante en cualquier edad

Por

El consumo de huevos no se limita a un grupo de edad específico. Puede ser ingerido prácticamente en todas las edades. La diferencia radica en los beneficios que otorga en cada grupo etario.


Similar debate surge por la gran cantidad de vitaminas y minerales que aporta al organismo. ¿Hay alguno que sea más importante? Para la experta en nutrición, Maricarmen Hernández, esto no es así. Es decir, sería injusto para el huevo limitar sus bondades.


“Considero que, en cuanto a proteínas y vitaminas, todas tienen una función específica a nivel del organismo. La vitamina D ayuda en el sistema óseo, pero también la vitamina A ayuda a prevenir problemas oculares. Entonces, no hay más importantes. Todas tienen una función específica que ayudan al desarrollo integral del organismo. Todas son importantes para tener una buena salud”, explicó.


Sobre los beneficios en las diferentes etapas de la vida, nos explicó que cumple roles específicos según los requerimientos del organismo a medida crecemos.


Maricarmen resaltó que en la edad de crecimiento y desarrollo hay una formación muscular importante. “Ahí la proteína de los huevos, que tiene aminoácidos esenciales, ayudará a esta formación. Es por eso por lo que se hace indispensable en la alimentación diaria de los niños, porque estamos formando demasiados tejidos y todavía los órganos están en vías de desarrollo”, recalcó.


Hernández indica que son estos aminoácidos esenciales los que ayudarán a que todos los órganos, músculos y tejidos se desarrollen en la forma adecuada.


En la adolescencia, señala ayuda a la prevención de un problema muscular que se llama sarcopenia. Nos explicó que esta es una degeneración de los músculos y que “como el huevo tiene tantos aminoácidos, entonces van a prevenir esta enfermedad”.


Además, indicó que, ya que los jóvenes hacen deportes y desarrollan sus músculos, los aminoácidos les ayudarán a la adecuada formación.


En los adultos, explica que el consumo de huevos ayuda a darle mantenimiento a todo nuestro organismo: mantener la musculatura, los tejidos de los órganos. “Y en las personas mayores, además, es antioxidante y ayuda a minimizar el riesgo de padecer cataratas”, sentenció.