El huevo, el antioxidante natural

Por

El huevo es un alimento muy valioso. Si lo vemos desde el punto de vista nutricional, los huevos tienen una alta densidad de nutrientes. Además, aportan una cantidad moderada de energía y elevada de proteínas. Dicho sea de paso, son proteínas de muy buena calidad.


De acuerdo con la International Egg Commission (IEC), “las proteínas son los componentes principales del cuerpo”. Estas reparan los tejidos y permiten que nuestras células funcionen de forma correcta. Además, son esenciales para el crecimiento muscular, apoyan nuestro sistema inmunológico y ayudan al crecimiento infantil.


Al respecto, el Instituto de Estudios del Huevo (IEH) menciona que tanto en la clara como en la yema se encuentran “numerosos compuestos con importantes propiedades beneficiosas para la salud”.


“Entre ellos pueden mencionarse compuestos con actividad antioxidante, actividad inhibidora de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), antiinflamatoria, antimicrobiana y antiviral, antiadhesivo, quelante de metales, etc”, señala la organización.


Este punto refuerza el hecho de que el huevo debe consumirse íntegro. Sin separar la yema. Un mito que ha provocado que muchas personas no disfruten de todos los beneficios que ofrece el huevo.


“Si están botando la yema es como decir que están botando el corazón del huevo. Ahí están todas las vitaminas y minerales que el huevo puede tener. No hay que botar la yema, hay que consumirlo entero”, nos dijo la licenciada Stefanny Pineda.


Por su parte, el Instituto de Estudios del Huevo añade que el huevo contiene “numerosos componentes antioxidantes que, más allá de su interés nutricional, son importantes por sus efectos positivos para la salud”.


“Los antioxidantes del huevo pueden prevenir el desarrollo de enfermedades crónicas como la degeneración macular asociada a la edad, las cataratas, la enfermedad cardiovascular, la hipertensión o el síndrome metabólico”, recalca el IEH.


La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en un boletín de la Dirección General de Comunicación Social, indica que la yema “contiene selenio, que sirve como antioxidante natural; ácido siálico, antiinflamatorio; y carotenos, que aminoran el riesgo de desarrollar cataratas oculares en personas mayores”.


En la publicación, la UNAM destaca que en su núcleo el huevo contiene luteína, selenio, colina, lecitina y ácido fólico. Razón por la que deja entrever el grave error que se comete al separar el contenido de este superalimento.


EL DATO
¿Qué son los carotenoides?
Son pigmentos de color, en el huevo la yema tiene el pigmento amarillo y rojo, ese en el organismo al consumirlo se transforma en vitamina A, y esa ayuda al buen funcionamiento del hígado, del corazón, de los riñones, del sistema reproductivo, a tener un buen sistema inmunológico. Los pigmentos se transforman en vitamina A, explicó la nutricionista Stefanny Pineda.