¡Dejá los mitos!

Por

¡Dejá los mitos! ¡Consume huevos!

El huevo es uno de los alimentos más saludables y completos de origen animal. De acuerdo a la International Egg Commission (IEC), el huevo es una “fuente inagotable de nutrición”.

Este pequeño frasco natural contiene la mayoría de vitaminas, minerales y antioxidantes que requiere el cuerpo humano. ¿Y qué decir del rol que ocupa en las dietas saludables y equilibradas, independientemente del objetivo?

En entradas anteriores hemos hablado que el huevo es el “alimento proteico” por excelencia. “El huevo está calificado como la proteína de mayor digestibilidad. La única que lo supera es la leche materna”, nos comentó la licenciada Evelyn de Aguilar, experta en nutrición y alto rendimiento físico.

Sin embargo, pese a sus múltiples beneficios, muchos mitos siguen girando en torno a los huevos. En este primera entrega de “¡Dejá los mitos! ¡Consume huevos!”, despejaremos las dudas sobre algunos de ellos. ¿Por qué? Simple, no es justo que te pierdas los beneficios de este superalimento por estar atado a mitos.

Escrito esto, pasemos a romper algunos mitos sobre lo que el Instituto Latinoamericano del Huevo (ILH) describe como una “fuente insuperable de nutrientes”.

El huevo crudo ¿es más nutritivo?

¡Vamos, que saliera en Rocky no significa que sea bueno! El ILH menciona que no es recomendable consumirlo de esta forma. Entre los componentes del huevo está la avidina, proteína que se une con gran afinidad a la biotina, que es una vitamina del complejo B. Consumir huevos crudos puede generar deficiencia de biotina. Además, la cocción del huevo permite mejorar la absorción de la albúmina.

¿El huevo engorda?

El Instituto Latinoamericano del Huevo recalca que este alimento tiene solo 75 kcal. Todo dependerá del tipo de cocción y los acompañamientos con los que se consuma. El huevo además produce la sensación de saciedad, lo que conlleva a la reducción de alimentos en el día y por ende se puede perder peso.

¿Produce problemas cardiovasculares?

El huevo ayuda a mantener una dieta balanceada, variada y nutritiva. Comer huevo no es un factor de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares, indica el ILH.

Sobre este punto, MedlinePlus recalca que la causa más común del colesterol alto es un estilo de vida poco saludable. Para lo cual se vuelve vital adoptar un estilo de vida y alimentación saludable. 

Ahora ya lo sabes. No repitas lo que ves en películas ni desaproveches las bondades de un alimento como el huevo por “lo que has escuchado”. La proteína del huevo es la de más alto valor biológico, llena de aminoácidos esenciales, minerales antioxidantes, vitaminas, ácido fólico, hierro y zinc.