¡De vuelta a clases lleno de energía!

Por

Un nuevo año escolar abre las puertas para recibir a los estudiantes. Ya sea de forma presencial, virtual o semipresencial, los niños y jóvenes se alistan para entrar de lleno al año lectivo. Y para empezar de la mejor manera este proceso, además de contar con los insumos, es necesario tener el “combustible” que el cuerpo necesita.

Cuidar la alimentación es clave para obtener resultados óptimos en todos los ámbitos de la vida, incluida la educación. Y en estas épocas, además de velar por la mejora del rendimiento académico, no está de más poner énfasis al fortalecimiento del sistema inmune.

Seguramente muchos padres de familia se preguntan qué deben dar de comer a sus hijos. El objetivo para muchos probablemente incluya ayudarles a lograr un buen rendimiento, a mejorar su concentración y aumentar sus defensas. Sobre todo, en caso de asistir a la escuela.  

En este sentido, incluir por lo menos dos huevos en la dieta diaria será de gran ayuda para lograr el objetivo. En esta entrada no vamos a ahondar en por qué se recomienda esa cantidad mínima de huevos. Es algo que hemos abordado en textos pasados. Solo añadiremos que es la dosis mínima e ideal para una persona.

“Se ha estudiado mucho sobre la composición del huevo y está comprobado que se van a nutrir bien”, nos explicó la nutricionista Diana Cruz.

Popularmente existe la expresión que dice que somos lo que comemos. Y eso aplica en todas las etapas de la vida del ser humano. Por ende, a través de la alimentación y la ingesta de huevos transferiremos los nutrientes que el cuerpo necesita, logrando que funcione de manera adecuada.

Los expertos en nutrición recalcan que, sin una buena alimentación, el rendimiento académico puede ser bajo, se es más propenso a contraer enfermedades, se pueden presentar cuadros de falta de energía y ánimo, entre otros factores negativos.

Y el huevo es un excelente aliado en esta misión. No solo por ser fácil de conseguir y de bajo costo. Sino por su versatilidad de preparación. El huevo puede ser consumido en diferentes preparaciones. Puede ser elaborado con espinacas, champiñones, en tomatada. Y usando sabores diferentes se van a nutrir más.

No hay que olvidar que los huevos proporcionan proteína de excelente calidad. Además de una amplia grama de micronutrientes y la grasa necesaria para la salud y la nutrición.