Albúmina: pura proteína

Por

Por meses hemos hablado de las distintas bondades de consumir al menos dos huevos al día. Asimismo, hemos hecho hincapié en que no se debe desperdiciar el huevo. En otras palabras, que se debe ingerir completo: yema y clara.


Desde un comienzo, en ConHuevos.com.sv buscamos aclarar que el huevo es una fuente increíble de proteínas y minerales. Si son fans de los cómics o las películas, los huevos son algo así como los superhéroes de los alimentos. Poseen múltiples poderes que benefician al organismo.


Usando una palabra muy salvadoreña, el huevo es cachimbón. ¿Por qué? No solo está lleno de nutrientes. Primero, es delicios; segundo, es versátil para preparar; y tercero, su preparación es sumamente fácil.


Sumado a ello, los huevos poseen un equilibrio perfecto de carbohidratos, minerales, vitaminas y proteínas. Por lo anterior, la International Egg Commission (IEC) recalca que los huevos son un recurso “inagotable de nutrición”.


Ahora bien, en esta entrada queremos hablar de la albúmina. ¿La habían oído mencionar antes? Por si no lo sabían, la albúmina se ubica en la clara y es considerada la proteína de mayor valor biológico.


La albúmina, también llamada ovoalbúmina o albumen, aglutina todos los aminoácidos esenciales. Estos son los que el cuerpo no produce por sí solo. Ahí radica que sea señalada como altamente beneficiosa para la salud.


Además, en la clara se concentra la mitad de las proteínas, las vitaminas B2, el yodo, magnesio y el potasio.


Sobre la albúmina, el Instituto de Estudios del Huevo explica que esta cuenta, en promedio, con el 50 % de la riboflavina (vitamina B2) y la niacina. Además, señala que el huevo se presenta como una de las fuentes principales de vitamina D. Esta última es considerada deficitaria en los humanos.


Como diría la licenciada Carolina Figueroa, experta en nutrición y exatleta de alto rendimiento, el huevo y su contenido de albúmina es el aliado de los convalecientes.